¿Sabes manejar estos 5 tipos de clientes?

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

tipos de clientes En MV Aseguradores, especialistas en clientes y sus negocios, nos hemos dado cuenta del problema que supone para los Comercios y Tiendas el tratar de encontrar nuevos compradores, por eso te decimos cómo manejar estos 5 tipos de clientes.

Más ventas = Más tipos de Clientes

La mayoría de nosotros estamos obsesionados con asegurarnos de que nuestra publicidad, displays y promociones funcionan lo suficientemente bien como para atraer nuevos negocios. Este enfoque en la búsqueda de nuevos clientes es, sin duda prudente y necesario, pero, al mismo tiempo, puede terminar perjudicando a nuestro negocio.

Por lo tanto, nuestras acciones comerciales y de promoción deberían enfocarse al 20 por ciento de nuestros clientes y que actualmente son nuestros mejores clientes.

En el sector minorista, esta idea de centrarse en los mejores clientes debe ser vista como una oportunidad latente. Para comprender mejor el fundamento de esta teoría y para afrontar el reto de construir la lealtad del cliente, tenemos que dividir la masa de compradores, por eso aprende a manejar estos 5 ipos de clientes

  • Los clientes leales : Ellos no representan más del 20 por ciento de nuestra base de clientes, pero constituyen más del 50 por ciento de nuestras ventas.
  • Los clientes de descuento: Se van de compras a nuestras tiendas con frecuencia, pero toman sus decisiones en función del tamaño de nuestras ofertas.
  • Los clientes impulsivos : No tienen en su lista de la compra un artículo en particular, sino que entran en la tienda en porque se han encaprichado de algo. Ellos comprarán lo que les viene bien en el momento.
  • Los clientes necesitados: Tienen una intención específica para comprar un determinado tipo de producto en ese momento.
  • Los clientes errantes: No tienen necesidad o deseo específico en mente cuando entran en la tienda. Por el contrario, quieren tener un sentido de la experiencia y/o comunidad.

Si nos tomamos en serio el crecimiento de nuestro negocio, tenemos que centrar nuestros esfuerzos en los clientes fieles y tener la mercancía de nuestro almacén lista para aprovechar los compradores impulsivos. Los otros tres tipos de clientes no solo representan un segmento de nuestro negocio, sino que también nos pueden provocar errores al desviar nuestros recursos si ponemos demasiado énfasis en ellos.

Vamos a explicar con más detalle los cinco tipos de clientes y a trabajar sobre lo que debiéramos hacer con ellos.

Clientes leales

Naturalmente, tenemos que estar en comunicación con los clientes de forma regular, ya sea por teléfono, correo, correo electrónico, etc. Estas personas son las que pueden y deben influir en nuestras decisiones de compra y merchandising. Nada va a hacer más feliz a un cliente fiel que el que sienta que cuando entra es muy valorado. En tu mente: "no se puede hacer más por ellos". Muchas veces, cuanto más hagas por ellos, más serás recomendado a sus conocidos.

Únete a la comunidad de propietarios de negocios y comercios que duermen tranquilos gracias al Seguro de su Comercio

SEGURO DE COMERCIO


Los clientes de descuentos

Esta categoría ayuda a asegurar que tu inventario rote, cada vez más, y como resultado, es un elemento clave para el flujo de caja. Este mismo grupo, sin embargo, a menudo puede terminar costando dinero al negocio porque también son los más propensos a devolver el producto.

Los clientes de impulsivos

Claramente, este es el segmento de nuestra clientela que a todos nos gusta atender. No hay nada más excitante que ayudar a un comprador impulsivo o caprichoso que encima responde favorablemente a nuestras recomendaciones. Centrarnos en esta tipología de cliente nos proporcionará una cantidad significativa de conocimiento del propio cliente y del conocimiento general de las ventas de nuestros productos.

Los clientes necesitados

Los clientes de esta categoría son aquellos en los que su impulso viene dado por una necesidad específica.

Cuando entran en la tienda, entran a mirar atentamente para ver si pueden cubrir la necesidad que llevan encima rápidamente. Si no, saldrán por la puerta de inmediato. Ellos compran por múltiples razones tales como una ocasión especial, una necesidad específica, o un precio exacto. Puede ser muy difícil satisfacer a estas personas, pero también pueden convertirse en clientes fieles si están bien atendidos. Los dependientes puede que no los encuentran divertidos, pero, al final, pueden llegar a representar a tu mayor fuente de crecimiento a largo plazo.

Es importante recordar que los clientes con una necesidad pueden perderse fácilmente por el coladero que supone Internet o una tienda física pero de la competencia. Para superar esta amenaza, se requiere que la interacción personal sea positiva, por lo general a través de uno de tus mejores vendedores. Si son tratados a un nivel de servicio que no está disponible en la Web o en otro lugar de venta , hay una posibilidad muy fuerte de hacerlos clientes fieles. Por esta razón, los clientes basados en sus propias necesidades ofrecen el mayor potencial a largo plazo, superando incluso el segmento de los impulsivos.

Los clientes errantes

Para muchas tiendas, este es el segmento más grande en términos de tráfico, mientras que, al mismo tiempo, constituyen el porcentaje más pequeño de las ventas. No hay mucho que podamos hacer con esta tipología de clientes debido a que su comportamiento de compra es más parecido a los personajes de "The Walking Dead".

Ten en cuenta, sin embargo, que si bien pueden no representar un gran porcentaje de tus ventas inmediatas, pero si pueden ser, y lo son, una voz importante en la comunidad. Muchos "errantes" simplemente lo son por la interacción y la experiencia que les proporciona tu tienda o comercio, lo que viven en él. Para ellos las compras no es algo tan diferente que para otra persona ir al gimnasio de forma regular. Puesto que están buscando la interacción, también son muy propensos a comunicar a los demás la experiencia que han tenido en la tienda. Por lo tanto, aunque los clientes errantes no pueden ser ignorados, el tiempo que pasamos con ellos debe ser reducido.

El comercio minorista es un arte, respaldado por la ciencia. El arte está en nuestra forma de actuar en la propia tienda: nuestro merchandising, nuestra gente, y, en última instancia, a nuestros clientes. Para todos nosotros, la presión de la competencia nunca ha sido mayor y peor que se va a poner. Para que tenga éxito, se requiere paciencia y comprensión en conocer a nuestros clientes y los patrones de comportamiento que impulsan su proceso de toma de decisiones.

Si te ha gustado el artículo sobre cómo manejar los 5 tipos de clientes y deseas que te avisemos de próximas publicaciones, puedes suscribirte y nosotros te avisamos: SUSCRIPCIÓN
Consejos para autónomos para atraer más clientes a tu Web
Cuida tu Salud controlando los Carbohidratos

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Cuida tu Salud controlando los Carbohidratos

En MV Aseguradores nos hemos dado cuenta (hablando de Salud) que algunas personas se preocupan por no ingerir los suficientes nutrientes...

Cerrar