Consejos saludables de MV Aseguradores – Parte IV

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

consejos-saludables-iv Desde MV Aseguradores publicamos la cuarta parte de nuestros Consejos Saludables. Si quieres conocer cómo llevar una vida sana de manera inteligente y aprovechando nuestros tips sobre salud, estás en el sitio indicado. Sigue leyendo y pon en práctica lo que te decimos.

Los consejos saludables de MV Aseguradores

Si no has leído algún artículo anterior y te gustaría seguir la serie, te damos facilitamos el acceso a todos los artículos en el siguiente enlace: Consejos Saludables

El Ejercicio para alejar las enfermedades

En todo el mundo, existe el consenso entre los médicos y científicos de la salud que la gente debe reducir al mínimo la cantidad de tiempo que pasan sentados y adoptar costumbres deportivas para ayudar a prevenir y reducir los síntomas de ciertas enfermedades. La conducta sedentaria es el nuevo mal (como el fumar) indican varios estudios recientes que lo vinculan con enfermedades del corazón, cáncer, diabetes tipo 2, y a problemas de salud mental. La conducta sedentaria se puede definir como los períodos prolongados que pasamos sentados o tumbados sin movernos. Por ejemplo, estar sentado durante horas en la silla en el trabajo o en el sofá en casa. Si alguna vez has sentido que tu corazón late más rápido, tu respiración se acelera y los músculos de las piernas se cansan cuando subes un tramo de escaleras, el sedentarismo se está haciendo contigo y afectando a tres de los sistemas de órganos del cuerpo: el sistema cardiovascular, respiratorio, y el músculo-esquelético. Los estudios demuestran que el ejercicio cambia las funciones de éstos y la mayoría de los otros sistemas de órganos en nuestros cuerpos.

Empieza a cuidarte dejando que te cuiden y al mejor precio

SEGURO DE SALUD


Podemos ver los efectos del ejercicio sobre el cuerpo de inmediato, pero para notar cambios a largo plazo en nuestra fisiología, hay que repetir una y otra vez una actividad o práctica de ejercicio. La capacidad del cuerpo para cambiar de forma y tamaño en respuesta a la actividad física repetida es un hecho visible, aunque muchos de los cambios sucedan por debajo de la piel. Los cambios en el corazón son muy importantes. El ejercicio incrementa el gasto cardíaco a través del incremento del ritmo cardíaco y el volumen sistólico (que es el número de veces que el corazón late por minuto y el volumen de sangre expulsada del corazón cada vez que late). A largo plazo, la cavidad del corazón puede crecer en tamaño y volumen, por lo que el corazón se vuelve tan eficiente que puede latir a un menor número de veces por minuto, lo que se traduce en un gasto cardiaco normal. Incluso si haces ejercicio a una intensidad menor, podemos obtener seguir obteniendo beneficios. Numerosos estudios demuestran que el ejercicio regular reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y puede ayudar a reducir la presión arterial en personas con hipertensión. En nuestros músculos, los vasos sanguíneos nuevos comienzan a crecer como consecuencia del ejercicio regular, lo que significa que más sangre puede fluir a través del cuerpo. Nuestros músculos también se vuelven más eficientes en el uso de oxígeno y nos volvemos más tolerantes a la producción de ácido láctico, por lo que pueden trabajar más duro durante más tiempo. Nuestros músculos también se mejoran con ejercicios de resistencia y de fortalecimiento, tales como el levantamiento de pesas, que puede ayudarnos a fortalecer los huesos, las articulaciones y reducir el riesgo de desarrollar enfermedades como la osteoporosis. Los científicos también están empezando a comprender los efectos antiinflamatorios de ejercicio. La inflamación es una respuesta homeostática por el cuerpo para protegerse en caso de ataque, y las características de la inflamación en muchas enfermedades crónicas, como enfermedades metabólicas y cardiovasculares. Se cree que, en algunos casos, el ejercicio puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar los síntomas. Y recuerda, para maximizar los beneficios del ejercicio en tu propia salud, necesitas ejercicios adaptados a tus características físicas específicas.

Comprendiendo los mitos de la nutrición

La Organización Mundial de la Salud informó que más de 1,4 millones de personas en todo el mundo tienen sobrepeso o son obesos. La dieta es una industria muy popular en la sociedad occidental de hoy, con millones de euros gastados en membresías en gimnasios, suplementos para bajar de peso, dietas, libros y revistas. Cada año, una dieta de moda, se descubre, prometiendo un cuerpo de playa en cuestión de semanas, sin embargo, estas dietas a menudo no están basadas en hechos científicos. Las dietas funcionan mediante la restricción de la ingesta de calorías, lo que obliga al cuerpo a quemar más energía que la que necesita cada día. Sin embargo, mediante la limitación de la ingesta de calorías, nuestro cuerpo entra en modo de defensa, protegiendo nuestro peso corporal existente y el envío de señales fisiológicas para iniciar la sensación de hambre. Puede ser que seamos capaces de luchar contra estos ataques de hambre a corto plazo, pero los datos científicos sobre las tendencias de las dietas muestran que las personas normalmente vuelven a los viejos hábitos alimenticios a largo plazo y con frecuencia terminan cogiendo más peso aún más.

No hay dietas en carbohidratos

Las dietas que eliminan o reducen severamente los principales grupos de alimentos han sido muy populares durante la última década. La dieta Atkins, por ejemplo, es un régimen que elimina los hidratos de carbono. Estos nutrientes se encuentran en muchos de nuestros alimentos básicos del día a día como las patatas, pastas frutas y verduras y son la principal (y preferida) fuente de energía de nuestro cuerpo. Todos los alimentos que comemos se descomponen en unidades individuales de la glucosa (un hidrato de carbono en su forma más simple) para producir energía. La energía se utiliza no sólo para ayudar a ejecutar las actividades diarias, sino también a nivel celular, para mantener nuestro el funcionamiento de los sistemas del cuerpo. La eliminación de este importante macronutriente, probablemente te hará perder peso, pero también puede hacer que te sientas débil y letárgico, por lo que una dieta así, es difícil seguir durante mucho tiempo.

La dieta que funciona

Mientras que las dietas que eliminan grupos principales de alimentos o restringen severamente la ingesta de calorías han sido desacreditadas por los científicos, los planes de alimentación que vigilan la composición de las comidas cuentan con el beneplácito de las comunidades científicas. Los tres macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas) tienen diferentes efectos sobre el apetito y la comprensión de la composición de estos macronutrientes en nuestro plato puede ser muy útil para cuando queremos comer menos, pero sentirnos llenos. Por gramo, la proteína contiene el mismo número de calorías en forma de hidratos de carbono, sin embargo, la proteína se ha demostrado que aumenta los niveles de saciedad, lo que significa que podemos comer menos y todavía sentirnos satisfecho. Hasta aquí nuestra cuarta entrega con consejos saludables para vivir mejor. Si deseas que te avisemos de las próximas entregas haz clic en el siguiente enlace:SUSCRIPCIÓN
Las mejores profesiones para trabajar desde casa
Nuevas tecnologías de Seguridad para Autobuses

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Nuevas tecnologías de Seguridad para Autobuses

El Equipo de Redacción de MV Aseguradores, especialistas en Seguros, te trae hoy los últimos avances en materia de seguridad...

Cerrar