MV Aseguradores. Correduría de Seguros

Homologar una furgoneta camper como vehículo vivienda

Blog
  • MV Aseguradores
  • 0

Si estás entrando al mundo de las furgonetas camper, hay muchos detalles a tener en cuenta. Principalmente el cumplimiento de la normativa a cumplir para que no existan inconvenientes. Homologar una furgoneta camper como vehículo vivienda requiere cumplir ciertos requisitos. Si estás en ello, vamos a ver en el blog de MV Aseguradores todos los pormenores para que no se te escape nada. Y así, puedas conseguir convertir ese vehículo en tu vivienda móvil.

 

Homologar una furgoneta camper como vehículo vivienda

Lo primero es que hay que saber que homologar una furgoneta como vehículo vivienda es una cosa y otra diferente es que quieras homologar la furgoneta como una furgoneta camper.

Que una furgoneta camper será vehículo vivienda significa que se ha camperizado.

Homologar una furgoneta camper como vivienda, significa que se ha hecho una modificación en la camperización. Y por lo tanto, lo que se busca es cambiar la clasificación del vehículo en la ficha técnica. Al hacer esto, se obtendrán algunas ventajas particulares.

En definitiva, un vehículo vivienda tendrá como fin principal el ser habitado y no el transportar objetos. Al llevar a homologar el furgón vivienda, lo que se tiene es mobiliario fijo en su interior. Todas las instalaciones estarán ancladas, es decir, fijas a la carrocería.

A la hora de pasar la ITV se tendrá que ir con todo el mobiliario y con cierta documentación. Un ejemplo de ello es el proyecto técnico de homologación de furgoneta.

Ten en cuenta que ahí es donde está la diferencia entre homologar o no homologar. Una furgoneta que no se homologa es porque no tiene anclajes de mobiliarios fijos en su interior. Si esto es lo que deseas, aquí hay ideas para camperizar furgoneta sin homologar.

 Por qué pasar de furgoneta camper a vehículo vivienda

Uno de los principales motivos de por qué hacer este cambio técnico es por las posibilidades que te ofrece. Cuando consigues el cambio, podrás hacer todas las reformas que desees en el interior. Dicho de otro modo: podrás hacer que tu furgoneta sea una autocaravana, con todas las comodidades que desees.

Quienes son expertos y saben de esto, te dirán que convertirlo en un vehículo vivienda es la mejor decisión. Casi no notarás diferencia entre furgón vivienda y autocaravana.  

Por otro lado, está claro que la estabilidad del mobiliario que incluyas en el interior será total. No tendrás que contar con kits especiales para camperizar una furgoneta. Tampoco con esos muebles que no llevan ajustes y que pueden ser peligrosos en algún momento.

Todo ello concluye en que las condiciones de habitabilidad serán mucho mejores. Vas a sentir realmente que estás en un hogar, pequeño, pero vivienda al fin.

Por lo tanto, al homologar camper casera como vehículo vivienda tendrás la posibilidad de hacer un diseño personalizado. También el hecho de poner instalaciones de electricidad y gas. Olvídate de tener que sacar los muebles o vaciar el interior para pasar la ITV. Y por supuesto, otra cosa que evitarás, serán las posibles sanciones en carretera si un agente decide revisar el interior.

Cuáles son los requisitos para convertir un vehículo vivienda

Si quieres dar el paso y cambiar la categoría de tu vehículo, entonces tendrás que seguir algunas indicaciones.

Lo primero será que las modificaciones que realices al camperizar sean mínimas. Cada una de las reformas tienen que ser homologadas de forma individual. Ten en cuenta que cualquiera de estas modificaciones podrían repercutir en la seguridad. Por lo tanto hay que homologarlas.

Por otro lado, hace falta cumplir con otros requisitos antes de ir a pasar la ITV y solicitar el cambio.

Estos son algunos de los requisitos generales para evitar la multa por conducir camper sin homologar. Y por supuesto, conseguir el cambio en la ficha técnica:

  • Contar con un medio de ventilación. Puede ser una claraboya o ventana.
  • Tener al menos un mueble anclado o fijo que sea para almacenaje.
  • Incluir una cama o un asiento cama en el interior.
  • Tener un módulo de cocina que tenga instalación de agua. En este caso se puede optar por una cocina portátil si se desea.
  • Aplicar una instalación eléctrica de al menos 12V. Esta instalación puede ser con batería auxiliar.
  • Si se incluyen más muebles, todos ellos tienen que tener aristas redondeadas. En ningún caso tienen que tener bordes peligrosos.

Como indicamos anteriormente, hay ciertas modificaciones que hay que homologar. Pero hay otras que no hará falta. Veamos un poco más al detalle todas ellas:

Modificaciones que no se tienen que homologar en el vehículo vivienda

Las siguientes son algunas de las modificaciones que puedes hacer y que no hará falta que las lleves a homologar en la ITV.

  • Aire acondicionado.
  • Toldos.
  • Paneles solares planos.
  • Instalaciones eléctricas de 12V.

Cabe destacar que en lo que se refiere a la instalación eléctrica es donde hay mayores dudas. Lo mejor es hablar con el técnico de ITV para que nos informe de cómo debe de ser la instalación. De lo contrario, podrías verte en la necesidad de homologarlo si no se hace siguiendo las indicaciones establecidas.

Modificaciones que sí hay que homologar en el vehículo vivienda

Estas son algunas de las instalaciones que sí tendrás que llevar a la ITV junto con el hecho de homologar asientos de una camper.

  • Instalación de gas.
  • Instalación de claraboyas.
  • Instalación de ventanas.
  • Portaruedas.
  • Depósitos de agua exteriores.
  • Instalación eléctrica de 220V.

Si quieres hacer alguna reforma que sea grande, entonces tendrás que tener la autorización del fabricante. También contar con el proyecto de homologación de vehículo vivienda. Y ya con todo eso, y con la documentación extra que te soliciten, pasar las comprobaciones de la ITV.

Documentación para convertir furgoneta camper en vehículo vivienda

Venimos hablando de la documentación necesaria para la homologación final y el cambio de categoría. Sea donde sea que vayas a hacerlo, te solicitarán lo siguiente:

  • Proyecto técnico completo.
  • Conformidad del fabricante para modificaciones.
  • Certificado del taller.
  • Certificado de fin de obra.
  • Boletín de electricidad y gas.

Con esta documentación es que tendremos que presentarnos a la ITV para que nos aprueben los cambios. Recuerda llevar también el seguro de camper vigente que hayas contratado.

Ahora que sabes cómo es homologar una furgoneta camper como vehículo vivienda, da el paso de convertir tu propio vehículo.


 Conoce en minutos cuánto puedes ahorrar en el Seguro de tu Camper


 

Diferencia entre contenido y continente Otros Seguros

Seguros de salud para mayores de 70 años Otros Seguros