Cuándo contratar un seguro de vida y qué tener en cuenta

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Otros Seguros

cuando contratar un seguro de vida

Es muy raro que un joven piense en este tema, incluso puede que ni sepa de qué se trata realmente. La realidad es que saber cuándo contratar un seguro de vida es una respuesta casi imposible de dar porque siempre es un buen momento para hacerlo. Sin embargo, si todavía no tienes uno de ellos y estás pensando en contratarlo, en MV Aseguradores vamos a mostrarte en este artículo qué tener en cuenta.

Te contamos cuándo contratar un seguro de vida

Antes de pasar a este punto, vamos a conocer un poco más sobre el concepto del seguro de vida. Este es una prestación la cual tiene como fin el que si el asegurado fallece, la compañía de seguros entregará a su familia un capital, que será el que haya estado pactado en su póliza. Para evitar problemas financieros como pueden ser por ejemplo el pago de una hipoteca pendiente.

Por ello, es tan importante observar todos los detalles de la póliza antes de contratarla. Para tener la seguridad al máximo de que se cumplen los detalles que buscamos y que necesitamos de ello.

Con respecto a qué edad se puede contratar un seguro de vida, la realidad es que desde el primer momento de nacimiento es aconsejable tener un seguro de vida. Muchas familias deciden hacer una contratación conjunta. Colocando en una póliza a varias personas o aprovechando ofertas para poder inscribir a todos los familiares con algún descuento o con mayores beneficios.

Nadie está librado del azar, y el fallecimiento es algo que todos los seres humanos viviremos. Por eso es que desde el primer momento de vida se puede contar con todos los beneficios de un seguro de vida. Para brindar tranquilidad no sólo por fallecimiento sino por un accidente que deje al asegurado con problemas físicos o incapacidades.

Mejor momento para contratar

A pesar de todo lo anterior, lo más frecuente es que el seguro de vida se contrate a partir de los 30 años. Ya que es el momento en que la persona empieza a tener una mayor carga familiar y económica, por lo que el seguro de vida podría ser mejor amortizado. La franja de edad, en donde se reciben más contrataciones es entre los 30 y 50 años de vida.

Sin embargo, algo diferente sucede en el hecho de saber hasta qué edad puedo contratar un seguro de vida. La gran mayoría de las compañías aseguradoras permiten que una persona de hasta 65 años pueda contratar un seguro de vida. Pero a pesar de ello, hay compañías que lo extienden hasta los 80 años, aunque las coberturas en cuanto al capital van descendiendo. Por ejemplo, si se daba el doble de capital por el hecho de que el asegurado tenga una muerte accidental, a partir de cierta edad se elimina ese complemento.

Hay que tener en cuenta que el hecho de que hoy en día exista la prolongación de la vida laboral hasta los 67 años, es algo que sin lugar a dudas ha hecho que las compañías de seguro de vida cambien poco a poco. También hay otro factor y son las hipotecas, las cuales cuando se tienen por 30 o 40 años, obligan a que se tenga contratado el seguro de vida hasta el final de la misma lo cual puede llevar a que la persona tenga unos 70 u 80 años y por ende deba seguir con el seguro de vida contratado.

seguro de vida 5

Consejos para contratar un seguro de vida

Ahora que conoces un poco más sobre las razones por las cuales contratar un seguro de vida. Es importante que prestes atención a las condiciones antes de decidirte por una de las compañías.

Tipo de coberturas:

El seguro de vida que se va a contratar, debe de ser uno que nos permita elegir aquellas coberturas que se adapten más a nosotros y a nuestras familias. El objetivo del mismo es brindar seguridad a nuestra familia en el caso de que suceda algún siniestro en donde los ingresos disminuyen o el propio fallecimiento por lo que no todas las familias son iguales y hace falta prestar atención a esas coberturas.

Modalidad de contratación:

Otra cosa que saber antes de contratar un seguro de vida son las modalidades de contratación que existen. Por ejemplo, no  es lo mismo cuando se va a contratar un seguro de vida ahorro que un seguro de vida riesgo en donde éste último está destinado para que cuando el asegurado fallezca, la familia reciba un dinero mensual. Mientras que en el primero es para que el beneficiario sea el propio tomador, que cobrará la renta en el momento que venza.

Imprevistos:

A cualquier persona le puede suceder un imprevisto en la vida o un accidente. Por eso es que la cobertura mínima que se debe contar en un seguro de vida es aquella que va a cubrir los gastos básicos de la familia, al menos los primeros años después del fallecimiento. Generalmente se toma entre los 3 y los 5 primeros años, un tiempo más que prudente para que la familia se acomode a la nueva realidad.

Beneficiarios:

Otra de las cosas que mirar al contratar un seguro de vida es el hecho de quién será el beneficiario o beneficiarios del mismo. Se puede designar a más de una persona. En este caso, además de nombrar a más de una persona, hace falta definir qué cantidad de dinero recibirá cada uno.

Comparación:

Debido a que el seguro de vida es uno de los seguros más populares y con mayor contratación, existen gran cantidad de ofertas por parte de las compañías de seguro, por lo que hay que observar muy bien tanto las coberturas que ofrecen como la prima a pagar mensualmente.

Lo ideal en estos casos es contar con el asesoramiento de expertos, como una correduría de seguros que nos puedan guiar y así ayudar a definir cuáles son las mejores opciones, acotando la oferta que existe en el mercado y haciendo que sea más sencilla la decisión.

Personalizada:

Si te preguntas cuál es la mejor cobertura, sin lugar a dudas la mejor es aquella que puede ser personalizada y que brindará todas las prestaciones necesarias a la familia. Por eso, es que la mejor contratación es cuando se puede moldear el seguro a nuestras propias necesidades generales.

Procedimiento para contratar un seguro de vida

Al momento de decidir contratar un seguro de vida, y qué compañía será la más indicada para ello, los pasos a seguir son muy sencillos para su contratación.

En primer lugar, hay que determinar el monto a pagar y por ende también la modalidad de contratación. Que como hemos visto antes puede variar de vida riesgo a vida ahorro según nuestras necesidades.  También hay que determinar, en el primer caso, los beneficiarios del mismo.

Una vez que esto ya está definido, entonces hay que responder un cuestionario. En algunos casos, puede que la aseguradora exija algún tipo de revisión médica al contratado para conocer si sufre de alguna patología o similar. Este último punto suele verse mucho cuando el capital que se quiere contratar es superior a los 200 mil euros.

En caso de que se sufra de alguna enfermedad o una incapacidad, se debe declarar antes de la contratación del seguro. Ya que la compañía aseguradora determinará finalmente si aceptará la solicitud y en qué condiciones.

Posteriormente se le pedirán datos o documentación básica según la modalidad que se haya escogido. Hay que aclarar que cada compañía aseguradora tiene sus propias reglas y por lo tanto pueden variar los requisitos de una a otra.

Dónde contratar un buen seguro de vida

Hoy en día, todas las compañías aseguradoras brindan la posibilidad de contratar un seguro de vida así como también ofrecen distintas modalidades y la posibilidad de añadir complementos según cada caso.

Lo ideal siempre es el hecho de que se tenga la confianza con la compañía aseguradora de que actuará adecuadamente, después de todo, la contratación se hace para brindar seguridad a la familia en caso de fallecimiento, invalidez o enfermedad.

En este punto, para conocer cómo es la compañía aseguradora y si realmente es de confianza, hace falta tener la recomendación de alguien que conozca el sector. Por lo que se vuelve indispensable el hecho de tener el asesoramiento de personas allegadas como por ejemplo una correduría de seguros que nos indicará no sólo qué tipo de seguro de vida nos conviene de acuerdo a nuestra situación sino también cuál es la mejor compañía para su contratación.

El mejor seguro de vida es aquel que nos brinda tranquilidad de que nuestra familia tendrá los gastos básicos de vida cubiertos ante nuestra ausencia o reducción de ingresos económicos.

Con todo esto, está claro cuándo contratar un seguro de vida, por lo que esperamos que puedas hacerlo para estar tranquilo y para que tu familia esté siempre protegida por ti: Pedir presupuesto Gratis!

¿Cuál es el seguro más adecuado para mi negocio?
Las ventajas de agrupar tus seguros

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Las ventajas de agrupar tus seguros

Día a día aparecen nuevos gastos en nuestras vidas y la necesidad de tener un nuevo seguro que nos haga...

Cerrar