Consejos saludables de MV Aseguradores – Parte III

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

consejos saludables 3 Hoy en el blog de MV Aseguradores te traemos la tercera parte de nuestros Consejos Saludables. Si quieres conocer cómo llevar una vida sana aprovechando nuestras recomendaciones inteligentes sobre salud, has llegado al lugar apropiado.

Los consejos saludables de MV Aseguradores

Puede que te hayas perdido alguno de los artículos anteriores, no pasa nada, para eso está el Equipo de Redacción de MV Aseguradores, para ayudarte a que no te pierdas ninguno de nuestros post: Haz click y conoce todos los Consejos Saludables.

El Cuidado de tu Hígado

Como parte del sistema digestivo, el hígado es el órgano sólido más grande del cuerpo, situado en la parte superior derecha de nuestro cuerpo, justo debajo de las costillas. Interviene en más de 500 funciones, pero sus principales misiones incluyen la eliminación de toxinas y filtrar la sangre, lucha contra las infecciones, la producción de productos químicos necesarios para la digestión y Almacenamiento de glucógeno (reservas de energía del cuerpo) y las vitaminas A, D, E y K.

Sorprendentemente, es el único órgano visceral con capacidad de regenerarse. El hígado puede regenerarse en tan sólo de 8 a 15 días. Sin embargo, debido a su importante papel en el cuerpo, los problemas en el hígado pueden tener consecuencias graves para la salud en general. Muchos millones de personas, tienen alguna forma de enfermedad hepática, y ese número va en aumento, lo que afecta la salud y el bienestar de muchos miles de personas cada día. Hay maneras en las puedes ayudar a tu hígado. Te contamos cómo empezar.

1. Controlar la ingesta de alcohol

El hígado descompone las toxinas, incluyendo drogas y alcohol. Pero si la cantidad de toxinas es demasiado alta, el hígado pasará a trabajar en exceso pudiendo dañarse sus células. El consumo excesivo de alcohol es la causa más común de enfermedad hepática en el mundo occidental, y el consumo excesivo de alcohol durante largos períodos de tiempo puede conducir a padecer cirrosis, una condición anormal del hígado en el que el órgano queda marcado de forma irreversible. Para evitar sobrecargar el hígado, haz un consumo moderado de alcohol, hasta 1 bebida al día para las mujeres y hasta 2 bebidas al día para los hombres.

2. Reducir la grasa en la dieta

El hígado es el responsable de la digestión de las grasas del cuerpo, por lo que un exceso de lípidos puede provocar al órgano que trabaje excesivamente. Si eres obeso o con sobrepeso, los depósitos de grasa se acumulan en tu hígado, lo que lleva a la inflamación y cicatrización. Los médicos aconsejan a las personas en riesgo, reducir los alimentos ricos en grasas, controlar el consumo total de calorías y hacer ejercicio regularmente.

3. No a las drogas

La mezcla de drogas con alcohol pone mucha presión en el hígado y en el peor de los casos, puede conducir a insuficiencia hepática. Incluso algunos medicamentos y remedios a base de hierbas, pueden incrementar el estrés también en el hígado si se toman en exceso o mezclado con otros medicamentos. En caso de duda, consulta a tu médico o farmacéutico.


El cuidado de tu Salud empieza por el autocotrol y con la ayuda de profesionales médicos. Pregúntanos cómo tener el mejor seguro de Salud al mejor precio.

SEGURO MÉDICO


El uso de Alimentos como Medicina

Los alimentos han sido utilizados como medicina desde hace miles de años ayudando a crecer, sanar, reparar y vivir mejor. Más recientemente, los científicos han pasado años de investigación aislando diferentes componentes de los alimentos en un intento de comprender sus funciones y encontrar evidencias de sus propiedades medicinales. Ahora sabemos que los micronutrientes en los alimentos como vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos son esenciales para hacer que nuestro cuerpo funcione.

Es ya una evidencia que ciertos alimentos pueden ayudar a aliviar los síntomas e incluso prevenir algunas enfermedades en países en desarrollo.

1. Los fitoquímicos

Los fitoquímicos son químicos naturales de plantas que tienen cualidades protectoras para nuestra salud. Los científicos todavía están aprendiendo más acerca de fitoquímicos, pero se han demostrado eficaces en la reducción del riesgo de ciertas enfermedades crónicas en desarrollo, incluyendo las cardiovasculares, el cáncer y enfermedades de los ojos.

También sabemos que son los que mejor son absorbidos por el cuerpo cuando se consumen como alimentos enteros en lugar de en los complementos alimenticios, y que se encuentran en estado bruto en frutas, verduras, granos, legumbres, frutos secos, semillas y otras plantas. Muchos fitoquímicos tienen propiedades antioxidantes también, ayudando a estabilizar los radicales libres dañinos en el cuerpo.

2. Prebióticos y Probióticos

Los probióticos son a menudo llamados las "bacterias buenas" porque ayudan a mantener el sistema digestivo saludable al movilizar el alimento a través del intestino. Son microorganismos vivos, con lactobacilos y bifidobacterias los más comunes y se venden normalmente en forma de cápsulas, pero se pueden encontrar en alimentos como el yogur y la leche.

La gente usa probióticos para ayudar a aliviar los síntomas de diversas enfermedades como los problemas gastrointestinales, ciertas alergias y trastornos de la piel. Por el contrario, los prebióticos actúan como un fertilizante para los probióticos, ayudando a que las buenas bacterias crezcan. Son fibras a partir de alimentos vegetales como lentejas y cebollas que el cuerpo no puede absorber o descomponer, y como resultado, sirven como una gran fuente de alimento para los probióticos para crecer, multiplicarse y sobrevivir.

3. Los Súper Alimentos

Los súper alimentos es un término usado originalmente para describir alimentos ricos en nutrientes, pero en estos días, son utilizados más como un término de marketing.

La quinoa, arándanos y aguacates son ejemplos todos de súper alimentos, pero si bien pueden haber recibido esta clasificación hace poco, los tres existen y son consumidos desde hace siglos y muy accesibles hoy día en cualquier supermercado. La quinoa, por ejemplo, es rica en fibra y una buena fuente de vitaminas del complejo B, como lo son todos los granos. Contiene más proteínas y hierro que algunos otros granos, pero también puedes obtener las mismas propiedades nutricionales al comer arroz, por ejemplo.

Hasta aquí nuestra tercera entrega con consejos de salud para vivir mejor. Si deseas que te avisemos de las próximas entregas haz clic en el siguiente enlace: SUSCRIPCIÓN
Lo que las PYMES pueden aprender de Pokémon Go
Compañías Aseguradoras y Seguro de decesos - Parte II

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Compañías Aseguradoras y Seguro de decesos – Parte II

Desde el Equipo de Redacción del blog de MV Aseguradores, especialistas en Seguros continuamos hoy con la segunda parte de...

Cerrar