Seguro de Decesos y testamento

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Decesos

seguro de decesos y el testamento En MV Aseguradores, te contamos hoy en este artículo la importancia de tener redactado el documento testimonio de voluntad, conoce sobre el seguro de decesos y el testamento y los inconvenientes administrativos y económicos que genera a las familias si no está redactado.

La importancia del Testamento en las gestiones del Seguro de Decesos

Son muchos los clientes de Seguro de Decesos que acuden a nosotros en infinidad de ocasiones para consultar dudas o plantear preguntas. También son muchos, por desgracia, los familiares del asegurado que llaman con muchas cuestiones a resolver sobre el Seguro.

Una situación que se plantea muy a menudo son los inconvenientes, tanto administrativos como económicos de no tener un Testamento o últimas voluntades del fallecido.

El hecho de no Tener un testamento redactado no es un tema obligatorio, pero si soluciona muchos aspectos, sobretodo en tranquilidad, a la hora de dejar cerrado el reparto de bienes cuando la persona ya no esté con nosotros.

¿Y si no se ha hecho?

Este es el mayor inconveniente sobre el que informamos a nuestros clientes del Seguro Decesos porque en caso de existir dicho documento, los inconvenientes afloran y son los familiares los que se deben hacer cargo.

Primer debemos aclarar de que en caso de que el Testamento no se haya redactado no se pierde la herencia, sino que será la legislación estatal o la autonómica, según corresponda, la que determine el modo de reparto, pero el proceso resulta más lento y costoso para los herederos.

Si no hay testamento, habrá que formalizar lo que se denomina una “declaración de herederos”, que es un documento público que define quiénes son los parientes con derecho a la herencia.

Para ello, se debe presentar una serie de documentos (DNI del fallecido, certificación de defunción, certificado del Registro de Actos de Última Voluntad, Libro de Familia, al menos) y dos testigos, en principio, que conozcan a la familia del fallecido, pero que no sean parientes. Si, según la ley, los herederos son otros (hermanos, hijos de hermanos o parientes de grado más lejano), la declaración de herederos la tiene que hacer el juez.

Vista la importancia del Testamento vamos a contarte algo más sobre este documento y que debes conocer. Eso si, vamos a evitar aburrirte con tecnicismos e intentar darte la información de la manera más clara posible.

¿Qué es un testamento?

Un testamento es simplemente un documento jurídicamente vinculante que se convierte en tu voz cuando tu falleces. Proporciona orientación sobre cómo deseas que todas tus posesiones y bienes sean repartidas y manejadas.

Existen dos formas de redactar un testamento:

  • Testamento ológrafo. El que hace el testador por sí solo escribiéndolo de su puño y letra, con expresión del año, mes y día en que se redacta (La omisión estos datos o de la firma del testador lo convierte en nulo). El mayor inconveniente, a parte de incumplirse estos requisitos comentados es que los herederos quieran comprobar la autenticidad del testamento y se metan en un complejo procedimiento judicial.
  • Testamento notarial abierto. Es el que se redacta a través de un notario (que también informa y asesora), garantizando que se cumplen todas las formalidades legales y que el contenido del testamento sea ajustado a derecho. En este caso, es el notario quien conserva el testamento original y lo inscribe en el Registro General de Últimas Voluntades.

Preguntas que necesitas responder

Antes de reunirte con tu notario, hay algunas preguntas para las que deberías tener respuesta con el fin de expresar tu voluntad.

Digo dispuesto a contestar porque se van a tratar algunos temas tediosos e incómodos (como por ejemplo el reparto de todas tus pertenencias) y algunas decisiones difíciles (como quién debe cuidar a tus hijos si tu y tu cónyuge muriera). Preparar de antemano las respuestas a estas preguntas hace que escribir un testamento sea mucho más fácil y te impide ponerte en un compromiso en el momento en el que estás redactándolo con el notario:

  1. Listado de bienes

Seguro que has escuchado la palabra "patrimonio" cuando la gente habla de testamentos, y sí, no importa cuánto dinero tengas o no tengas, tu patrimonio es todo lo que sea de tu propiedad en vida.

Tu patrimonio es simplemente todos aquellos objetos que aprecias y que tienen valor. Si bien pueden ser cosas grandes como tener una isla en el Pacífico Sur, también pueden ser pequeñas cosas como una colección de fotos, joyas familiares, libros de cocina, etc. Tu patrimonio es cualquier cosa que tu consideres valiosa, así como los objetos que tienen valor real como coches, casas, cuentas bancarias, etc.

Pues bien, para redactar el testamento tendrás que hacer una lista de todas las cosas que son importantes para ti. Haz un recorrido por tu casa o casas y redacta una lista de todo lo que puedas imaginar.

  1. ¿Quién recibe Qué?

Ahora que ya tienes una lista de todos tus bienes, es el momento de decidir la forma de repartirlos. Esta es una pregunta muy importante que tienes que responder. Necesitas tomarte tu tiempo para pensar en ello. Tendrás que crear también una lista con el nombre de cada persona, dirección y fecha de nacimiento correspondiente junto con la propiedad que les deseas dejar.

Puede parecer un poco tedioso, sobre todo si posees muchas cosas, pero esta es la única forma de garantizar que tus deseos se cumplan.

También puedes enumerar artículos y el dinero real que deseas dar a tus familiares o amigos y también a organizaciones benéficas.

Existen excepciones que debes conocer y que no necesitan ser reflejadas en testamento como son los Seguros de Vida, Acciones / Bonos, plan de pensiones, etc. porque pasarán directamente a quien tu hayas nombrado como beneficiarios.

Por cierto, ahora podría ser un buen momento para asegurarte de que la persona o personas que hayas nombrado como beneficiarios son las que tu quieres que sean:


Pero un trabajo tan tedioso no tienes que hacerlo tu solo. Haz clic en el siguiente enlace y nosotros nos encargamos de revisar todos tus Seguros.

REVISAR SEGUROS


  1. ¿Quién está a cargo?

Cada voluntad necesita un ejecutor. Esta es la persona que se encargará de administra el patrimonio, pagar tus cuentas pendientes y hacer frente a cualquier deuda. Por este motivo, debemos asegurarnos de que la persona que eliges es alguien de confianza, respetable y saber que manejará tus últimos deseos con el máximo cuidado y preocupación.

Si no tienes ningún familiar cercano que puedas nombrar, es perfectamente aceptable que nombres a un abogado o cualquier otro asesor de confianza. La clave es que necesitas asegurarte de que esta persona sabe que son tu albacea antes de que algo te suceda.

  1. ¿Tienes hijos?

Si tienes niños, también se hace necesario el nombrar a un tutor si éstos son menores de 18 años. Sí, esta decisión te puede llevar tomarla minutos porque ya lo tengas claro, pero hay personas que necesitan semanas o meses para tomar la decisión, por lo que te recomendamos que le des prioridad y sea lo primero que empieces a pensar. De inmediato.

Antes de la elección del tutor conviene considerar algunas cosas sobre esta figura como:

  • ¿Vive cerca de donde tu vives?
  • ¿Cuál es su situación económica y si podrían apoyar financieramente a tu hijo?
  • ¿Son mayores que tú (¿qué pasa si algo les sucede)?
  • ¿Su estilo y ética de educación son parecidos a los tuyos?
  • ¿Con quién se puede sentir más cómodo tu hijo?
  • ¿La persona que estás considerando tiene otros hijos? Si es así, ¿encajaría tu hijo en su familia?
Obviamente, no existe el tutor perfecto y que se adapte a todos nuestros deseos. Aunque, por supuesto, el mejor padre para tu hijo eres tu, asegúrate de que la decisión de quién va a cuidar de tus hijos sea la más acertada posible, y por supuesto, que lo dejes reflejado en tu testamento.

Hasta aquí nuestro artículo dedicado a la importancia del Testamento. Esperamos que hayamos podido aclarar tus dudas tuyas y las de nuestros clientes con Seguro de Decesos.

Como conclusión para todos, sobre los seguros de decesos y el testamento es recomendable tener este documento redactado porque nos evita muchas gestiones y pagos que de otra manera no tendríamos que hacer. Además, el coste medio ronda entre los 38 € y 50 € para un testamento normal por lo que la comparación precio/beneficios es algo que no nos debiéramos ni plantear.

Únete a nuestra comunidad de Facebook si quieres estar informado de noticias como esta: COMUNIDAD FACEBOOK

Guía de las asociaciones de autocaravanas de España
Impulsando la inteligencia emocional en el trabajo

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Impulsando la inteligencia emocional en el trabajo

Todo el mundo, desde los mejores oradores a los principales líderes de empresa o un representante de servicio al cliente, puede...

Cerrar