Cómo salir de tu zona de confort y vivir mejor

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

zona de confort Una frase que nos gusta mucho en MV Aseguradores es "Usted debe salir de su zona de confort actual y sentirse cómodo con lo que no le es familiar y con lo desconocido". No es una frase nuestra sino de que pertenece a Denis Waitley.

Las claves para ampliar tu zona de confort

Esta frase nos ayuda mucho a recordar que debemos pelear muchas veces con nosotros mismos con para conseguir nuestras propias metas.

Seguro que la frase la has visto cientos de veces ilustraciones de motivación y mensajes en las diferentes redes sociales, pero es que existe una buena razón.

Porque es absolutamente cierto.

La expansión de nuestra zona de confort es la mejor manera de experimentar la vida porque nos abre a nuevas ideas y oportunidades que de otra manera hubiesen estado cerradas.

Saliendo de nuestra zona de confort también se expanden nuestros “músculos mentales y psicológicos” que al igual que los músculos de nuestro cuerpo también pueden beneficiarse de probar nuevas actividades físicas, también nuestra mente.

Una vez que te hemos presentado los beneficios, seguro que estás pensando ¿por qué alguien necesita un empujón para salir de su zona de confort? Aunque en un principio te puede parecer algo obvio, salir no es tan fácil como parece.

¿Estás listo para empezar a tomar medidas? Vamos con unas ideas nuevas y audaces, pero primero vamos a empezar por contarte lo que se necesita y cómo empezar.


La salud está en la mente y el cuerpo. Leer nuestros artículos te ayuda mentalmente y para cuidar tu cuerpo tenemos el mejor Seguro de Salud del mercado. Solicita más información y presupuesto a nuestros asesores:

Seguro Médico


La definición de la zona de confort

En primer lugar, lo que necesitas saber es lo que es y no es tu zona de confort. No es un espacio físico, como tu casa, tu habitación un sofá; es una zona emocional. La zona de confort es cualquier comportamiento que mantiene tus niveles de ansiedad al mínimo, como volver a casa por el mismo camino de siempre, tener una conversación normal por teléfono, mantener los ojos bajos al caminar o hacer la misma lista de la compra, semana tras semana.

Son aquellas actividades que hacemos habitualmente y que no suponen un reto para nosotros porque o bien hemos aprendido a hacerlas o las hacemos de forma automática.

zona de confort 2

Vamos a poner un ejemplo de lo que sería salir de esta zona con un sencillo ejercicio:

  • Coge un bolígrafo con tu mano derecha (con la que escribes habitualmente)
  • Pasa el bolígrafo a tu mano izquierda (con la que NO escribes habitualmente).
  • Ahora intenta escribir esta frase: “El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi”

En este sencillo ejercicio, escribir con la mano que escribimos habitualmente representa nuestra Zona de Confort, estamos cómodos porque es una habilidad aprendida y que realizamos habitualmente.

El escribir con la mano contraria podríamos decir que está en la Zona de Pánico, un lugar en el que no estamos cómodos porque no sabemos o no nos atrevemos a hacer determinada actividad.

Nuestra Zona de Aprendizaje es la acción de coger el bolígrafo con la otra mano e intentar aprender a escribir. Cuando ejecutamos este ejercicio lo que estamos haciendo es ampliar la zona de aprendizaje. Si lo hacemos muchas veces, ampliaremos tanto la zona de confort como la de aprendizaje, haciéndolas más grandes y llegando a absorber la tarea de escribir a mano cambiada que estaba en la zona de pánico.

Los obstáculos que puedes encontrar

Ahora es el momento de hablar sobre la parte difícil:

  • No, salir de tu zona de confort no es fácil.
  • , se necesita agallas.

Los “efectos secundarios” como confusión, miedo y malestar son algo natural. Y sí, hay algo más que nos mantiene en nuestra zona cómoda, algo en lo que probablemente no pensaste.

Nuestros amigos y familiares pueden cuestionar decisiones y nos animan a ser conservadores. Muchas veces, nuestros seres queridos prefieren que nos quedemos donde estamos, no porque quieran que te estanques, sino porque nuestra elección para hacer un cambio puede causar molestias. Lo lógico es que los humanos pensásemos al revés, ¿por qué no ampliar la zona de confort que a su vez puede cambiar las cosas para nosotros mismos de forma positiva?

Recuerda, tu zona de confort no se define por las opiniones de otras personas. ¡Es algo que tu sólo tu puedes cambiar!

Hay un antídoto

No es posible salir de tu zona sin conocerte a ti mismo y los límites de la zona de aprendizaje. Hay que estar en contacto con nuestros valores y lo que eres para poder ampliar nuestra zona de aprendizaje y de confort de la forma que más te convenga.

Una sugerencia es traer a tu propio ejercicio la auto-reflexión. Reducir la velocidad, mantenerse atento y evaluar tus actividades diarias preguntándote: "¿Estoy haciendo esto porque me gusta o porque es lo que siempre he hecho?”.

Una vez hecho esto comenzaremos con nuestra “terapia” de acercamiento: Hacer una receta de cocina que nunca has intentado antes, ir a dar un paseo, pero dejando el teléfono móvil en casa, hacer un esfuerzo consciente para sonreír a la gente cuando te cruces con ellos. Te sorprenderás de cómo te vas a ir sintiendo con cada paso que vayas dando.

El resultado: "Buscar un sueño, ser audaz y salir de tu zona de confort es lo mismo".

Esperamos que te haya gustado tanto el artículo como a nosotros escribirlo. Si ha sido así te invitamos a que lo compartas en las Redes Sociales o nos sigas en nuestra comunidad de Facebook.

Y si prefieres que te avisemos de la publicación de artículos como éste solo tienes que hacer clic en el siguiente enlace: Suscripción .

Reflexiones sobre el Seguro de decesos
Vender más en Comercios antes de que salga el cliente

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Vender más en Comercios antes de que salga el cliente

¿Se puede vender más en Comercios antes de que el cliente salga por la puerta? La respuesta de los expertos...

Cerrar