Los riesgos de la nieve y el coche autónomo

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

Los riesgos de la nieve y el coche autónomo
Vota este post

coche autonomo google Desde MV Aseguradores te queremos contar en el artículo de hoy cómo están los avances y los riesgos de la nieve y el coche autónomo de los diferentes fabricantes y los problemas a los que se están enfrentando.

¿El coche autónomo está preparado para los riesgos de la nieve?

Jokkmokk, es una pequeña aldea al norte del círculo polar ártico en Suecia, donde las temperaturas pueden descender hasta 30 grados. Ahí se probó el vehículo autoconducido de Volvo (XC90). Este se encontró con muchas capas de nieve que taparon los sensores de radar esenciales para la lectura de la carretera. De repente, el SUV estaba ciego.

Según el director del programa de conducción autónoma de Volvo:

“Es muy difícil, especialmente cuando se tiene varias capas de nieve encima del vehículo. Un poco de hielo, no afecta al sistema. Pero cuando se empiezan a acumular, acaba perdiendo la funcionalidad “.

Después de mover los sensores en torno a varios puntos en la parte delantera, los ingenieros de Volvo finalmente encontraron una solución. El año que viene, cuando los conductores suecos tomen en sus manos del volante del XC90 en la primera prueba pública del mundo de tecnología autónoma, el radar estará ubicado detrás del parabrisas (limpiaparabrisas). Ahí será posible retirar el hielo y la nieve que se acumule con mala climatología.

A medida que avanza la carrera de los fabricantes de automóviles para conseguir que los vehículos sean plenamente autónomos en la carretera, se están encontrando obstáculos que son muy familiares para los seres humanos: El crudo invierno.

La simple nieve o el hielo pueden hacer que el poder de la ingeniería y programación más avanzada en algo inútil Y dejar a los vehículos muertos en la carretera. por eso los principales actores, incluyendo los coches de Volvo, Google y Ford están intensificando sus esfuerzos para prevenir la ceguera causada por la nieve.

Una gran cantidad de publicidad

Lo cierto es que ha habido un gran despliegue publicitario en los medios para poner el concepto del vehículo autónomo en la mente del público. El asunto de la tecnología para estos vehículos está casi resuelto. Sin embargo, aún no se ha aprobado la asignatura que implica que un coche sea capaz de hacer una ruta que atraviese todo un país de forma autónoma. Que lo haga bajo todas las condiciones ambientales posibles.

La lucha para curar la “ceguera” provocada por la nieve es uno de una serie de problemas de ingeniería que quedan por resolver. Incluyendo la conducción tímida de estos vehículos. Esta contrasta con la de los conductores reales entrando en un problema de adaptación por ambas partes. Así como los dilemas éticos como la posibilidad de golpear a un autobús escolar o ir por una acera para evitar un choque o accidente con otro coche o persona.

Sensores de alta velocidad

Los coches sin conductor “ven” el mundo alrededor de ellos usando los datos de las cámaras y radares incorporados. Estos reciben la señal láser que rebota en los objetos para evaluar la forma y ubicación. Los procesadores de alta velocidad gestionan los datos para proporcionar una visibilidad de 360 grados. Esta capta carriles, tráfico, peatones, señales, semáforos. Así como cualquier otra cosa en la trayectoria del vehículo. Le permite decidir, en tiempo real, a dónde ir.

En invierno esto se hace más difícil. Los riesgos de la nieve y el coche autónomo es que ésta puede cubrir cámaras y líneas de carril. Lo que podría impedir mantener un coche sin conductor en su carril.

La conducción se hace más difícil también debido a que los pulsos de luz que emiten los vehículos se reflejan en las escamas de nieve. Esto podría confundir al vehículo. Lo puede interpretar como un cuerpo y detener la marcha apresuradamente. Para estos casos, el radar que detecta objetos mediante la emisión de ondas electromagnéticas es mucho mejor.

Elemento clave

Otro remedio podría ser el poner el foco de la vigilancia en el vehículo que nos precede. Dado que el radar, elemento clave, tiene la capacidad para trabajar correctamente ante las inclemencias del tiempo.

Sin embargo, un sensor por sí solo nunca será suficiente. Se necesitan diferentes tipos de sensores que apunten a la misma cosa. Que detecten el mismo objeto, para así aportar muchos más datos de medición y el vehículo pueda decidir hacer lo que se espera.

Los avances de los fabricantes

  • Google, el gigante tecnológico con sede en Mountain View, California, está haciendo sus pruebas con sus vehículos autónomos en condiciones con nieve. Las lleva a cabo en circuitos cerrados que imitan un campus universitario.
  • El fabricante Ford considera que ha encontrado una solución a las líneas de la carretera cuando están cubiertas de nieve. Esto mediante la exploración de los caminos de antemano que van a ser conducidos creando mapas de alta definición en 3-D. Estos son mucho más precisos que las imágenes de los satélites de posicionamiento global (que puede ser de 10 metros de desviación).
  • La empresa Eustice también han encontrado una manera de filtrar el “ruido” creado por la caída de los copos de nieve. Los datos filtrados combinados con la información de los mapas en 3-D permiten al coche precisar su ubicación con “decenas de centímetros” de margen de error.

Inteligencia artificial

Una de las posibles soluciones podría estar en la inteligencia artificial. Usando un poder de procesamiento igual a 150 MacBook Pro. El último cerebro de computadora de Nvidia puede realizar hasta 24 trillones “operaciones de aprendizaje profundo” por segundo.

El aprendizaje profundo crea “niveles sobrehumanos de conocimiento de la situación”. Se trata de que los vehículos autoconducidos pudieran aprender de su experiencia. Así como de continuas actualizaciones de experiencias de todos los vehículos en carretera con el mismo sistema.

Como puedes ver, son muchos los avances (y muy apasionantes) que están por llegar a nuestras carreteras. Esto en muy pocos años a través del vehículo autoconducido.

En el sector seguros sabemos que no sólo es importante la meta o el destino sino el propio camino. Porque ese camino tecnológico hacia el vehículo autónomo total está lleno de desafíos que la inteligencia humana irá superando, poco a poco.

Las novedades en cuanto a coches autónomos

Un coche totalmente autónomo para la nieve

Una nueva apuesta viene por parte de Yandex. Estos han publicado un vídeo especial en donde se ven las pruebas realizadas en Moscú con su coche autónomo. Las condiciones en las que conduce en invierno. Con carreteras llenas de nieves. También sus carriles están delimitados junto con el paso de peatones.

Aunque nos es imposible terminar de ver realmente cómo está funcionando el coche en esas condiciones, es una realidad que se están haciendo pruebas.  Así como indicamos anteriormente que otras empresas lo estaban gestionando, hay una realidad y es que la nieve genera problemas de los coches autónomos.

Según la propia compañía Yandex, la gran clave para estos coches está en el mapeo de las ciudades. Esa es la única forma en la que los coches sepan dónde se encuentran. Para ello, se utiliza una mezcla de información entre el radar junto al GPS y los sensores de ubicación.

En principio, para probar estos coches autónomos, la idea es tener una flota de taxis que brinde el servicio en Moscú en los próximos años.

Lo siguiente con estos coches es el probarlo en condiciones aún más extremas como el hielo o la poca visibilidad.

El coche autónomo nivel 3

Una de las cosas más esperadas es la posibilidad de tener un coche que sea de nivel 3. Se trata de vehículos que pueden ir de forma autónoma en autopistas.

En el caso de la BMW, una de las que más está apostando a la autonomía de los coches, esperan tener preparado el coche con autonomía en nivel 3, a partir del año 2021.

Así, podrás delegar la conducción del coche mientras ves una película o hablas por teléfono. En los casos en que haga falta, el coche indicará con la antelación suficiente que debe tomar el mando de la conducción.

Los creadores coinciden en que aunque este sea su próximo paso, una de las grandes dificultades es el entrenar el coche para que circule en zonas rurales y por supuesto también para que pueda estar en condiciones climáticas difíciles como lo es la nieve.

El coche autónomo Tesla para la nieve

Dentro de los coches autónomos en España que se esperan, se encuentra el de la marca Tesla. Hablamos de que esta compañía, ha incluido lo que es el concepto de “Autopilot” , que es un sistema de asistencia al volante para los coches que son eléctricos.

En este punto pedimos una completa comprensión de los niveles de autonomía en la conducción. Dado que han existido accidentes de coches autónomos.

Según las pruebas, la capacidad que da el Autopilot es muy buena ya que puede anticiparse a los posibles siniestros. Pero quizás, lo más interesante en lo que se refiere al clima, es cómo el coche sigue funcionando y respondiendo incluso bajo la nieve durante un día nocturno.

Esta función sigue en fase beta y aún no se recomienda su uso cuando hay condiciones meteorológicas que son adversas pues no se pueda dar fiabilidad al 100%.

En el siguiente vídeo puedes ver cómo el modelo de coche autónomo de Tesla con la función de Autopilot. El vehículo conduce perfectamente bien en un ámbito lleno de nieve. Allí, las líneas del carril no se perciben bien, por lo que no queda claro cuál es el camino a seguir.

Son muchas las variantes que hacen que el coche funcione bien con el Autopilot, como por ejemplo las cámaras, sensores o radares. Hay que seguir investigando sobre cuál es la mejor forma para que funcione sin inconvenientes en esos casos.

El coche se apoya mucho en el radar con el fin de detectar el carril. Pero no puede hacerlo por la cámara frontal, con lo cual no se ven las líneas de la carretera.

Ya se está en preparando la versión beta del “Autopilot 2.0″. Esto con la idea de instalarlo en los coches autónomos niveles 3,4 y 5.

Avances pero despacio

Con toda esta información queda claro que los fabricantes de vehículos autónomos aún tienen mucho por estudiar e investigar. Las condiciones climáticas como la nieve no pueden ser inconveniente al conducir y si lo son, como ahora, entonces estos coches aún no nos brindan la seguridad esperada.

A pesar de que sea el sueño de muchos, el tener un vehículo que conduzca solo , no hay que olvidar algunas condiciones. Hay ciertos riesgos de la nieve y el coche autónomo. Un ejemplo de ello es el tener un seguro de coche que se adapte a las características de un coche de este tipo ya que son muy diferentes a las tradicionales.

Si estás buscando un seguro de coche para tu nuevo vehículo autónomo, lo mejor es realizar una comparación con una Correduría. Así tendrás la posibilidad de elegir las mejores opciones del mercado y sobre todo prestar atención a sus coberturas.

seguro de coche o moto

Cómo tener internet en la autocaravana
Gestión del final de la vida digital ahora con tu seguro de vida

Etiquetas:

seguros de autocaravanas confianza onlineconfianza online mvaseguradores

Estamos obligados a informarle de que, como todas las webs, utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario. Haga clic en el botón aceptar. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí."

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Gestión del final de la vida digital ahora con tu seguro de vida

Vivimos en un mundo en el que estamos conectados todo el tiempo a las redes sociales. Por internet circula mucha...

Cerrar