Tres principales riesgos al iniciar un negocio y cómo evitarlos

Escrito por Redaccion MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

Riesgo startup

Según las estadísticas, sólo el 44% de las pequeñas empresas y startup sobreviven más de cuatro años. La crisis económica, bajo nivel de consumo, incertidumbre laboral, pocas ayudas estatales y la competencia son sólo unos pocos de los motivos que causan este fracaso.  Pero una de las mayores razones por las que tantas empresas nuevas fracasan es porque tienen una gestión del riesgo muy pobre. Desde MV Aseguradores te mostramos los principales riesgos al iniciar un negocio y cómo evitarlos.

Riesgos de comenzar un negocio y cómo evitarlos

El éxito de cada nueva empresa depende en gran medida de su capacidad para navegar y sortear una amplia gama de riesgos. Algunos de estos riesgos son específicos de cada industria, mientras que otros son perfectamente extensibles y tienen impacto en todos los sectores, los riesgos transversales. Independientemente del tipo de “peligro” al que se enfrente una empresa que está empezando, un poco de previsión y proactividad debería ser suficiente para crear una estrategia que mitigue esos riesgos.

MV Aseguradores queremos ayudarte a que en el inicio de tu negocio no caigas en el colectivo de empresas que fracasan los primeros años de actividad y por eso, al igual que hacemos con nuestros clientes con Seguros para proteger su Comercio , velar por ellos y por su empresa, te vamos a contar cuáles son tres grandes desafíos a los que se enfrenta cualquier negocio al inicio de su andadura:

Crecimiento insostenible

Todo comienzo en una aventura empresarial está fundado en un sueño de éxito pero muchos emprendedores y su sistema de negocio no están preparados cuando éste llega. Cuando un nuevo negocio comienza a crecer rápidamente, siempre hay un peligro inminente de que la carga de trabajo supere las capacidades y conocimientos del equipo que ha fundado el negocio. Las nuevas empresas tecnológicas son particularmente propensas a desarrollar estas lagunas de conocimiento, porque los fundadores tienden a ser programadores muy capaces e inteligentes pero con un mínimo de habilidades en la gestión de una empresa. Esta falta de capacidad estratégica en última instancia es la que conlleva al fracaso de la empresa e incluso relega sus brillantes fundadores a la cola del paro.

La forma de mitigar este riesgo es garantizar que el equipo fundador de la empresa es capaz de adaptarse a las necesidades cambiantes del negocio. Los dueños de empresas deben estar siempre alerta y tener un pool de candidatos con altas capacidades y experiencia que sean capaces de gestionar las siguientes etapas de crecimiento de la compañía, incluso si eso significa tener que dar un pasito para abajo en el organigrama de tu propia empresa.

La Competencia

Cualquier empresa que tenga una gran idea está destinada a atraer a la competencia. Los imitadores siempre están esperando en la sombra, observando tendencias en los mercados, atentos para ver lo que funciona en otros negocios, listos para saltar con productos y servicios casi idénticos y en muy poco tiempo. Para sobrevivir a la embestida inicial de los competidores, el propietario de un negocio exitoso debe tener una estrategia de defensa casi desde el principio de su aventura.

Esas defensas se construyen, en primer lugar, en tu concepto como creador de tu producto o Servicio o de la invención de un modelo de distribución diferente de un producto ya existente en el mercado, es decir, es tu idea y tu forma de llevarla a cabo lo que va a hacer diferente y difícilmente replicable tu producto o servicio. Por otro lado y para marcar la diferencia, el énfasis se puede poner en la gestión del cliente, dando experiencias memorables en el servicio o en la dificultad de replicación de un producto innovador. De cualquier manera, una idea de negocio debe contemplar una estrategia de defensa que pase por hacer del producto algo único e innovador en el mercado. Hay un montón de maneras creativas de destacar entre la multitud y son los propios creadores del producto los más indicados para crear la diferencia.

Reparto de Acciones

Un error que comenten los fundadores de las startups al inicio es repartir a partes iguales la participación en la empresa entre sus compañeros de viaje. Tiene sentido que un gerente quiera dar a cada miembro del equipo fundador el mismo pedazo del pastel pero esto puede generar grandes problemas en el futuro. La principal repercusión que puede tener este error es que, por ejemplo, podamos perder la capacidad de compensar adecuadamente a futuros inversores.

El crecimiento se desacelera, inevitablemente, y  a veces se retrasa hasta un punto de no retorno. Para mitigar ese riesgo, merece la pena evitar ese reparto equitativo al principio y buscar otros métodos de compensación ligados a la aportación de valor más tarde en el ciclo de vida de la empresa.

Cada puesta en marcha tiene sus propios obstáculos pero al abordar los más comunes desde el principio, los creadores de una empresa pueden aumentar exponencialmente las posibilidades de sobrevivir a la media. Es sólo una cuestión de planificar el futuro, ser flexible y mantenerse activo. Dentro de esa planificación es importante estar asegurado, una cobertura de comercio será un respaldo a futuro de tu inversión.

Ahora sólo falta que nos cuentes tu experiencia y si has pasado por una situación parecida en tus inicios. Estaremos encantados de leerte.

Cómo crear una experiencia de compra emocional y que vuelvan
Historia de los seguros en el mundo

Etiquetas:

Por Redaccion MV Aseguradores

Redaccion MV Aseguradores

Redactora Posicionamiento Web Systems

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Historia de los seguros en el mundo

Básicamente los seguros son la trasferencia del riesgo de pérdida de una entidad a otra, a cambio de un pago....

Cerrar