Consejos saludables de MV Aseguradores – Parte II

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

consejos saludables 2 Hoy en el blog de MV Aseguradores te traemos la segunda parte de nuestros Consejos Saludables. Todos podemos llevar una vida mejor y más sana, solo nos tienen que aconsejar cómo y qué debemos hacer. Ese es nuestro propósito así que ¡estás invitado!

Los consejos saludables de MV Aseguradores

Si te perdiste el capítulo anterior sobre nuestros consejos de salud, te recomendamos que lo leas primero para que no pierdas el hilo haciendo clic en el siguiente enlace: Consejos Saludables I.

1. La comprensión de la Alimentación

Nuestros cuerpos se componen de muchas decenas de miles de diferentes moléculas químicas, y los alimentos que comemos deben contener suficiente materia prima para que nosotros podamos producir estas moléculas, para que podamos funcionar mejor.

Estas materias primas se presentan en forma de nutrientes. Los nutrientes se dividen en dos categorías: macronutrientes y micronutrientes. Los micronutrientes son las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades para ayudar con el metabolismo, el crecimiento y el bienestar general, mientras que los macronutrientes son los nutrientes que el cuerpo necesita en cantidades mucho más grandes y que nos proporcionará la energía que necesitamos para vivir. Estos consisten en grasas, proteínas e hidratos de carbono.

Las proteínas y los hidratos de carbono proporcionan cuatro calorías por gramo, mientras que la grasa proporciona nueve calorías por gramo.

Esto lo puedes comprobar en las etiquetas de los alimentos que compramos y que nos dicen el porcentaje de cada nutriente que contiene el producto y la cantidad total de energía. Además de proporcionar energía, los tres macronutrientes tienen otras funciones importantes en el cuerpo.


El mejor consejo es el que te da un Nutricionista y Endocrino

Ahora puedes tenerlos por menos de lo que piensas

SEGURO DE SALUD


Las proteínas

Tenemos que comer proteínas, principalmente porque podemos fabricar nuestras propias proteínas. Deshacemos las proteínas de los alimentos en las moléculas que las componen, llamadas aminoácidos, y luego conectamos los aminoácidos de reserva otra vez para cubrir nuestras propias necesidades.

Hay alrededor de 20 aminoácidos diferentes, y ocho de ellos están etiquetados como "esenciales", ya que el cuerpo no puede producirlos por sí mismo. Por lo tanto, deben provenir de los alimentos que comemos. Las proteínas desempeñan múltiples funciones en el cuerpo y son un componente esencial de los músculos y otras estructuras, como el pelo y las uñas.

La grasa

Aunque le vamos a dedicar la segunda parte de este artículo, comentar que comer una pequeña cantidad de grasa es esencial: La grasa que comemos se descompone durante la digestión en unidades más pequeñas llamadas ácidos grasos, y tu cuerpo las deshace en componentes más pequeños para un buen uso en la construcción de las membranas celulares, la absorción de vitaminas, y transformar en energía.

Los hidratos de carbono

Los carbohidratos son la fuente principal de combustible del cuerpo dado que convierten en glucosa (azúcar), que se absorbe en el torrente sanguíneo para obtener energía. A partir de ahí, la glucosa entra en las células del cuerpo con la ayuda de la hormona llamada Insulina. Un carbohidrato es un término general que incluye varios tipos de azúcares, almidón y fibra. El azúcar se encuentra de forma natural en algunos alimentos, incluyendo frutas, miel y leche, mientras que otras formas de azúcar, como el azúcar de mesa, pueden ser añadidas a los alimentos. Los alimentos que incluyen almidón son el pan, arroz, patatas y pasta; y proporcionan una liberación lenta y constante de energía, mientras que la fibra sólo se encuentra en alimentos que provienen de plantas y ayuda a mantener los intestinos sanos.

2 La Comprensión De Grasa

La grasa ha sido demonizada en los últimos decenios por causar que engordemos y por un aumento en el número de personas que sufren de enfermedades crónicas como la diabetes y enfermedades del corazón. Sin embargo, hay más en la grasa de lo que parece; sin ella, nuestros cuerpos no podrían funcionar. La grasa (así como los hidratos de carbono y proteínas) es un macronutriente necesario para mantener un cuerpo sano y con energía.

La grasa se descompone y se utiliza en todo el cuerpo siendo esencial para la estructura de las paredes celulares, la producción de ciertas hormonas, y la absorción de las vitaminas A, D, E, y K, funciones esenciales para la vida humana. Los conceptos erróneos acerca de las grasas provienen de sus diferentes tipos, a veces etiquetados como "grasas buenas" y "grasas malas".

Las grasas malas

Las grasas se clasifican como saturadas, monoinsaturadas o poliinsaturadas, en función de la estructura química de los ácidos grasos que contienen. Saturada es la grasa  "mala" y es la que nos podemos encontrar en tartas, pasteles, galletas y que es perjudicial para la salud. En la década de 1980, apareció un nuevo tipo de grasa, las grasas trans, para producir margarinas. Este tipo de grasa a menudo se dice que es el peor de las grasas, ya que aumenta los niveles de colesterol y pueden conducir a enfermedades del corazón.

Las grasas buenas

Insaturadas o "grasas buenas" no sólo nos proporcionan los ácidos grasos esenciales que nuestro cuerpo no puede producir por sí mismo, sino que también ayudan bajar los niveles de colesterol. Las grasas buenas son monoinsaturadas y poliinsaturadas. Estas grasas están a temperatura ambiente en estado líquido y, a menudo, proceden de plantas. Las grasas monoinsaturadas las encuentras en los aguacates, aceite de oliva y frutos secos, mientras que las grasas poliinsaturadas provienen de pescados, verduras de hoja verde y las semillas. La mayoría de nosotros no comemos lo suficiente grasas buenas. Y no, el aceite de oliva no vale para cocinar, debe ser en crudo.

El almacenamiento de grasa

Sólo 1 g de grasa proporciona nueve calorías, en comparación con las cuatro calorías por gramo de la proteína y las cuatro calorías por gramo de los hidratos de carbono, por lo que la grasa es una forma valiosa de energía para el cuerpo.

Sin embargo, los problemas se producen cuando ingerimos más energía que la que nuestros cuerpos requieren; este exceso de energía se almacena como grasa. La cantidad de energía que necesitamos cada día se no es otra cosa que nuestro gasto energético diario, que es una suma de nuestra tasa metabólica basal (la energía de nuestro cuerpo utiliza para hacer sus funciones primarias), el efecto térmico de los procesos digestivos en nuestros cuerpos (hacer la digestión) y el gasto de energía de cualquier actividad física que hayamos hecho ese día.

Si consumimos más calorías en un día que nuestro nivel de mantenimiento, vamos a almacenar el exceso de energía en forma de grasa. Esto nos da la fórmula mágica para que cualquiera (sin un problema médico) adelgace: La suma de la energía que quemas al día debe ser mayor que la suma de las calorías que ingieres.

Por eso, un poco de ejercicio diario y una dieta sana, hace a cualquiera adelgazar.

Hasta aquí la segunda parte de nuestra serie Consejos Saludables de MV Aseguradores.

Si quieres que te avisemos de las próximas publicaciones, haz clic en el siguiente enlace:

SUSCRIPCIÓN

¡Será un placer tenerte en nuestra Comunidad.!
Compañías Aseguradoras y Seguro de decesos - Parte II
Consejos saludables de MV Aseguradores - Parte I

Etiquetas:,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Más en Consejos Saludables
Consejos saludables de MV Aseguradores – Parte I

En MV Aseguradores te traemos algunos consejos saludables, desde nuestros especialistas en Seguro Médico, es una serie de artículos dedicados a...

Cerrar