Atención con estos correos electrónicos fraudulentos

Escrito por Equipo de redaccion de MV Aseguradores el . Posteado en Noticias

correos electronicos fraudulentos Esto lo hemos escuchado alguna vez “Con tantas noticias de fraudes en Internet, casi cada vez que verifico mi correo electrónico acabo temiendo por ser víctima de algún fraude”. La verdad es algunos de estos correos electrónicos fraudulentos son obviamente falsos pero otras veces no, hoy desde MV Aseguradores te hablaremos un poco más sobre este tema

Cuando tienes en tu bandeja de entrada correos electrónicos fraudulentos

Aunque hasta muchos, incluido el Equipo de Redacción del Blog de MV Aseguradores, creemos que nunca vamos a ser víctimas de una estafa de email deberíamos preguntarnos que, si siguen llegando, si los seguimos recibiendo, será por alguna razón: Alguien debe estar cayendo en ellos o los estafadores no seguirían robando dinero e/o identidades a las víctimas.

Otro elemento que ha hecho de estas estafas algo más fácil es el hecho de que con el auge de los Smartphones, todo el mundo tiene una cuenta de correo como mínimo instalada en su móvil y claro, al aumentar las cuentas, aumentan las probabilidades.


 ¿Está tu móvil Seguro? Si no lo proteges es porque no quieres

Seguro para Móvil y Tablet


De hecho, de acuerdo con las investigaciones, casi 10 mil millones euros fue lo que consiguieron, sólo con mensajes de correo electrónico, en la conocida estafa nigeriana en 2013. Hay muchos otros esquemas de fraude en Internet circulando así que te puedes hacer una idea de los miles de millones más que están siendo defraudados.

Aunque nunca hayas perdido dinero o estafado a través de fraudes que utilizan el correo electrónico como medio, conviene conocer los diferentes tipos y modus operandi que se han ido utilizando para que de alguna manera nos vayamos familiarizando y no nos cojan distraídos.

Te presentamos diferentes tipos de correos electrónicos fraudulentos y al final te aconsejaremos cómo no ser víctima de fraude por Internet .

La estafa nigeriana

El esquema de fraude por Internet más conocido es probablemente la estafa de correo electrónico de Nigeria. A pesar de que muchos conocen esta estafa, la gente todavía sigue cayendo en ella casi todos los días.

Con esta estafa la víctima suele recibir un correo electrónico de un desconocido que es un príncipe, un empleado del gobierno u otra persona importante. El estafador entonces afirma que su dinero está "retenido" en algún lugar y que necesitan que les transfieran dinero a ellos para que puedan tener acceso a sus millones retenidos y poder salir del país (la mecánica es más o menos esa). El estafador entonces ofrece su dinero como recompensa a la víctima a cambio de la ayuda.

Tristemente son muchos los caen en esta estafa nigeriana. Las víctimas transferir dinero de su cuenta, así como su identidad  y el final te lo puedes imaginar: no reciben nada a cambio.

Si recibes un email de alguien que dice ser un príncipe extranjero o algo similar, simplemente bórralo de inmediato. Ningún príncipe va a enviar por correo electrónico, por muy interesante que suene.

La estafa de la lotería

Claro hombre, ¿a quién no le tocan todas las semanas unos millones de euros en la lotería?.

Corruptos a parte, la estafa por e-mail de la lotería es bastante habitual y comienza cuando el estafador envía un correo electrónico indicando que ha ganado la lotería de otro país, pero necesitan que les adelantes dinero para que puedan ir a cobrarlo.

Aunque parece muy bien estructurado, es difícil que juguemos a la lotería en otros países distintos al nuestro como también es inusual que te pongas en contacto con alguien por correo para decírselo, por no hablar de lo difícil que es que te toque. Muchas casualidades en un simple correo ¿verdad?, pues pican.

La estafa del puesto de trabajo

Este caso lo conocemos bien por un contacto cercano y se sirve de la necesidad que las personas tienen por encontrar un trabajo y más en estos tiempos de crisis.

Todo comenzó con el intercambio de varios correos electrónicos en relación a un puesto de trabajo. Lógicamente con un sueldo bueno como gancho. Después recibes un correo electrónico pidiendo un montón de información, a veces excesiva, pero con datos sensibles como el número de la seguridad social, los datos de la cuenta corriente y más.

Parece extraño, sin conoceros, sin entrevista... pero cuando dudas es cuando empiezan a decir que necesitan una persona como tu y suben la cantidad que vas a cobrar. Si accedes estás perdido, si te da por pedirles un teléfono de contacto o llamas al que te incluyan, simplemente desaparecen.

Con este tipo de estafa, los incautos por desesperación (lógica) ceden sus datos sensibles para la usurpación de identidad y el robo de dinero a través de tu cuenta o pagos por internet. Es lamentable, pero es así.

La estafa a través de PayPal

La estafa de PayPal es un tipo de correo que recibo casi todos los días y desde que tienes cuenta en PayPal, un motivo de preocupación. Por otro lado, parece que cada vez aprenden más y refinan sus métodos haciendo el correo más real así que estoy seguro de que hay un montón de gente que cae en la estafa por correo electrónico de PayPal.

La estafa funciona cuando recibes un correo electrónico (supuestamente) de PayPal, con el nombre de PayPal en el remitente y te dicen que tu cuenta en esta plataforma de pagos está congelada, que algo está mal y otras artimañas. A continuación, te pide que hagas clic en un enlace en el cuerpo de mensaje que supuestamente te lleva a la página web de PayPal.

El problema es que la página de destino, a la que te lleva el enlace del correo, es el de un sitio web que se parece mucho a la página web de PayPal. Sin embargo, en realidad es la página de un estafador que está tratando de obtener tu nombre de usuario y contraseña para poder vaciar así su cuenta de PayPal.

¿Sólo PayPal? Noooo

Yo he recibido ese mismo correo de diferentes entidades bancarias y financieras. Los estafadores envían de muchos bancos hasta que coincide que el remitente tiene cuenta en ese banco, y claro, cuando aparece el nombre de tu propio banco lo ves como algo natural.

¿Qué es lo que chirría?

Pues en primer lugar la dirección de correo del remitente. Puede estar encubierta con el nombre de la entidad, pero si ves los detalles comprobarás que no, que no tiene el dominio de tu Banco.

Y como norma general, si recibes un correo de una entidad financiera o banco, nunca hagas clic en el enlace, te vas al buscador de internet y tecleas y accedes a la web de ésta desde el navegador.

Cómo no ser víctima de un fraude por Internet

Hay muchas maneras de no ser la próxima víctima. Te damos unos consejos para estar a salvo cuando estés on line:

  • Si suena demasiado bueno para ser verdad, entonces probablemente no sea verdad.
  • Mantén tu información personal y bancaria segura y no se la des a nadie a menos que estés al 100% seguro.
  • No confíes en la dirección de correo electrónico del remitente. Si parece sospechoso, es que es sospechoso hasta que hables con él por teléfono.
  • ¿Hay faltas de ortografía en el correo electrónico? Pues casi seguro que es un fraude por mala traducción.
  • Nunca hagas clic en los enlaces o te descargues cualquier cosa que venga en un correo electrónico y más si es sospechoso.
  • Asegúrate siempre de que no se trata de una estafa por internet cuando le envíes dinero a alguien.

¿Alguna vez te has visto tentado por un correo electrónicos fraudulento? ¿Conoces a alguien que ha sido víctima de fraude por Internet? Puedes contárnoslo en los comentarios o en nuestra página de Facebook. Nosotros y la comunidad estaremos encantados de leerlo.

Seguro de Decesos y Epitafios curiosos
Seguro de Decesos: Por qué nos cuesta hablar de la muerte

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Acepte nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Leer entrada anterior
Seguro de Decesos: Por qué nos cuesta hablar de la muerte

A todos nos gusta evitar conversar de cosas desagradables, nos cuesta hablar de la muerte o el Seguro de Decesos...

Cerrar